MERCADO CAMBIARIO CERRADO Ultima actualización: 17.00hs-
TIPO DE CAMBIO:COMPRAVENTA
DOLAR OFICIAL 29.40 30.40
DOLAR BANCO NACION 29.30 30.30
DOLAR BLUE 30.00 31.00
EURO 34.70 35.70
CONTADO CON LIQUI (CCL) ------ 30.01
DOLAR MEP ------ 30.01

jueves, 14 de junio de 2018

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) dijo el jueves que terminará su esquema sin precedentes de compras de bonos hacia fin de año, tomando la medida más grande para desmantelar el estímulo monetario de la era de la crisis, una década después del inicio del declive económico de la zona euro.
Indicando que la medida no implicaría un ajuste rápido de la política en los próximos meses, el banco también dijo que las tasas de interés seguirán en mínimos históricos al menos hasta el verano boreal de 2019, sugiriendo un respaldo prolongado para la economía, por más que sea menor.
Los mercados habían estado descontando un aumento de 10 puntos básicos en la tasa referencial de depósitos del BCE, actualmente en el -0,4 por ciento, para junio de 2019.
Si bien una normalización completa de la política monetaria llevará años, los inversores se preparan para el final del dinero barato de parte de los principales bancos centrales del mundo.
Una Reserva Federal estadounidense más estricta abandonó el miércoles una promesa de estímulo del período de la crisis, mientras que el BCE ya había comenzado a retirar el respaldo tras cinco años de crecimiento económico.
“El ritmo mensual de las adquisiciones de activos netas será reducido a 15.000 millones de euros hasta fin de diciembre de 2018 y (...) las adquisiciones netas entonces terminarán”, dijo el BCE en un comunicado después de que sus funcionarios se encontraron en Riga, la capital de Letonia.
La decisión reafirma las expectativas del mercado, de que las compras de bonos concluirán para fin de año tras un corto período de disminución gradual, e indica que las tasas de interés volverán a ser la principal herramienta de política del banco.
Aparte, el organismo mantuvo sin cambios su tasa de interés referencial de refinanciamiento en el 0,0 por ciento, como estaba previsto.